El presupuesto personal consiste en elaborar un cálculo anticipado de tus ingresos y gastos para compararlo con el resultado real de un periodo y a partir de allí…

Establecer metas de ahorro.

Reducir o eliminar gastos y deudas.

Planificar cómo invertir tu dinero.

1. Elige dónde vas a realizarlo.

Hoy en día existe la ventaja de las hojas de cálculo de Excel que te ayudarán a llevar un control mas exacto de tu presupuesto personal, pero si no te gusta mucho esta herramienta y prefieres algo más tradicional, siempre puedes recurrir a una libreta de apuntes y calculadora, recuerda que no existe un lugar específico donde debas hacerlo

Esto es importante considerarlo para que la tarea no te resulte agobiante. Ten en cuenta que debe estar disponible en todo momento para hacer revisiones y registros.

2. Establece el periodo de tiempo.

La finalidad de un presupuesto es proyectar tus ingresos y gastos para un periodo de tiempo determinado, pregúntate ¿Para qué lapso de tiempo lo vas a realizar? puedes hacer un presupuesto diario, semanal, mensual e incluso anual dependiendo de tus necesidades.

Solo recuerda que a mayor tiempo menor precisión para hacer estimaciones. Recomiendo hacerlo mensualmente ya que es un ciclo que abarca la mayor parte de los gastos que realizamos y será mas sencillo de entender.

3. Identifica tus ingresos.

Una parte fundamental del presupuesto es tener bien definidos nuestros ingresos, todo lo que recibimos durante el periodo definido en el paso anterior bien sea por trabajo, inversiones, ventas o comisiones. Todo lo que te genere dinero debe incluirse en esta sección. 

La forma sencilla de llevar a cabo esta tarea es identificando los tipos de ingresos según su naturaleza. Aquí tienes algunos ejemplos de ingresos para que escojas cuales se adaptan mejor a tí

    Salario: Si eres empleado de una empresa y recibes un sueldo mensualmente (Asegurate de restar descuentos de ley como impuestos y seguro social).

    Honorarios: Si recibes ingresos como profesional independiente.

    Ventas: Si tu fuente de ingresos es comercializar algún producto.

    Pensión: Si tu situación laboral pasó a ser pasiva y recibes ingresos por jubilación.

    No te olvides de incluir otras fuentes de ingresos como: Comisiones por ventas, horas extra, bonos o algún ingreso adicional. Sin excepción todo debe documentarse para obtener resultados reales.

     

    4. Define de qué componen tus gastos.

    El factor clave a la hora de elaborar exitosamente tu presupuesto personal es llevar un registro adecuado de tus gastos.

    Es donde debes prestar más atención ya que a menudo nos limitamos a solo identificar los gastos básicos dejando muchos de lado como suscripciones, cargos bancarios y otros y luego al fin de mes viene esa pregunta que todos nos hacemos…

    ¿A dónde se fue mi dinero?

     La manera en que particularmente recomiendo hacerlo es detallando todos los gastos por categoría.

    Comienza por los gastos básicos, esos para los que debes tener el dinero apartado cada mes y que son necesarios para vivir, continúa con los secundarios y así hasta que hayas cubierto todo, aquí te muestro un ejemplo de cómo hacerlo;

    • Vivienda: Alquiler, hipoteca, servicio de limpieza, fumigación, electricidad, agua, aseo, mantenimiento, internet, teléfono, jardinería.
    • Transporte: Cuota de pago de automóvil, mantenimiento, reparaciones, lavado, combustible, peajes, seguro de vehículo, taxis, metro, bus.
    • Salud: Seguro de vida, seguro médico, medicinas, consultas médicas.
    • Educación: Universidad, colegio, libros, guías.
    • Alimentación: Incluye todo lo que gastas en comida. Probablemente no tengas el monto exacto de cuanto gastas en alimentación, pero asigna un monto que se asemeje lo más posible a la realidad.
    • Pago de deudas: Tarjetas de crédito, préstamos personales ¡Nunca los dejes por fuera! Pagar tus deudas mejorará tu salud financiera.

    ¡No te olvides de establecer tu ahorro!

    Ten en cuenta que como mínimo los expertos recomiendan ahorrar el 10%-20% de tus ingresos mensuales. Los ahorros pueden definirse para distintos fines como: vacaciones, inversiones, compra de activos o simplemente para tener un fondo de emergencia al cual recurrir. Lo importante es crear el hábito a principios de mes antes de gastar el dinero en otras cosas.

    Si tu meta es ahorrar y no tienes idea de como comenzar a hacerlo, te invito a leer mi guía completa para ahorrar dinero y no morir en el intento.

    5. Organiza tu presupuesto.

    Para establecer la estructura de tu presupuesto personal, comienza con tu información: Nombre y periodo de tiempo en el que lo estás realizando. 

    También es importante colocar el objetivo que persigues con tu presupuesto, así tu motivación estará cada vez que lo consultes. 

    Necesitarás un formato tipo cuadrícula para tener todos los conceptos visualizados de una manera organizada. 

      Divídelo en 2 secciones, una con los ingresos y otra con tus gastos, luego escribe en cada conjunto la información correspondiente  como la calculaste en los pasos anteriores, haciendo una entrada separada para cada fuente de ingresos al igual que para cada categoría de gastos. 

      En la primera columna al inicio del periodo debes hacer una estimación de todos los ingresos y gastos que esperas tener, a esta columna le llamarás «presupuestado» suma cada categoría de ingresos y gastos en subtotales, para visualizar mejor los datos. Luego resta el total de gastos del total de ingresos para obtener un resultadoA medida que avanza el tiempo y se van dando los gastos debes colocarlos en una columna con el nombre de «real» para efectuar comparaciones e identificar problemas.

      6. Analiza y haz ajustes.

      Lo ideal es que tus ingresos sean mayores que tus gastos y en la estimación inicial. 

      El propósito de analizar tu presupuesto personal es identificar esas áreas problemáticas y al final del periodo determinar si estás alcanzando tus metas comparando tus estimaciones con tus resultados reales, por eso debes actualizarlo constantemente

      Con esto tendrás un punto de partida para modificar tus hábitos y acercarte más a una buena salud financiera.

      ¿No sabes como empezar?

      Suscríbete para recibir un formato de presupuesto gratuito

      4 commentarios

      Vivi · 10 noviembre, 2018 a las 8:21 pm

      Excelente info

        femmefinanzas · 15 noviembre, 2018 a las 3:51 pm

        Gracias Vivi, un abrazo!

      Nancy · 16 noviembre, 2018 a las 4:36 am

      Le felicito por enseñarnos desde una perspectiva femenina en el campo de las finanzas. He seguido sus publicaciones, me parecen interesantes y explicadas de manera práctica. Adelante y bendiciones abundantes en sus proyectos profesionales y personales.

        femmefinanzas · 27 noviembre, 2018 a las 7:43 pm

        Querida Nancy muchisimas gracias por tan bonitas palabras motivadoras, seguiremos trabajando en función de ayudarles a mejorar sus finanzas. Un abrazo y muchas bendiciones para ti tambien.

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *