CÓMO AHORRAR DINERO FÁCILMENTE

Ya sea que tengas un proyecto de inversión en mente, un viaje por realizar, el pago de tus estudios universitarios o que quieras comprarte algún bien en especial, todos necesitamos ahorrar dinero para tener ese fondo al cual recurrir cuando queremos cumplir objetivos o para casos de emergencia. 

Ahorrar dinero de forma regular requiere una gran disposición, pero sobre todo controlar ese deseo de gastar y endeudarse.

… claro, es mucho más fácil decirlo que hacerlo. ¿Te ha pasado esto?

  • Comenzaste a ahorrar pero al cabo de un tiempo tu dinero desapareció.
  • Se te dificulta entender los métodos de ahorro que hay en Internet.
  • Te desanimas constantemente porque el ahorro "te limita".

Déjame decirte que no eres la única

Hace poco yo llegaba a fin de mes con la cuenta en 0, vivir «al día» era lo normal, pensaba ¿Quién necesita ahorros?… hasta que se presentó un imprevisto económico y me di cuenta de la importancia de guardar regularmente una parte de mis ingresos, además de que debía darle un buen uso al dinero conseguido con esfuerzo, por eso decidí hacer un cambio y aplicar los pasos descritos en este artículo.

Hoy con constancia, motivación y disciplina puedo decir que he llegado a ahorrar el 40% de mis ingresos y tengo esa tranquilidad financiera que tanto necesitaba. Esta es una invitación para que tu también lo hagas, nunca es tarde para comenzar y por eso hoy te comparto mi método definitivo para ahorrar dinero y no morir en el intento. 

Antes que nada...

Ahorrar dinero no es solo cuestión de ingresos y gastos, sino de tomar conciencia y de conocer el impacto que genera el ahorro en nuestras finanzas y en nuestras vidas. 

Imagina esto

Todos los días a partir de ahora guardas 2$ (Si, eso que te cuesta un café) al cabo de 10 años y con una tasa de interés del 5% anual tendrás casi 10.000$ en tu cuenta. 

¿Increíble no? pero es una realidad y tu mente juega un papel fundamental en el proceso. 

Recuerda que el ahorro es la base para que consigas una buena salud financiera y lo que marcará la diferencia es tu mentalidad con respecto a ello.

Sigue paso a paso esta guía para que ahorrar no sea un dolor de cabeza.

PASO 1: Establece metas razonables e inteligentes para tu ahorro.

Las metas son la base de tu motivación, por eso es importante que tengas claro:

¿Por qué vas a ahorrar dinero?

¿Para qué vas a ahorrar?

¿Cómo vas a hacerlo?

Para esto se requiere establecer «metas inteligentes» o SMART por sus siglas en inglés y razonables para que sea posible alcanzarlas en el corto plazo. 

Una meta inteligente impulsara tu deseo de ahorrar dinero y para ello debe cumplir  5 requisitos fundamentales: 

Que sea específica: Define el objetivo. 

Ejemplo: Ahorrar una parte de mis ingresos.

Que sea medible: Asígnale un valor numérico o porcentual que puedas entender. 

Ejemplo: Ahorrar el 20% de mis ingresos.

Que sea alcanzable: Asegúrate de que puedas lograrla y con acciones. 

Ejemplo: Ahorrar el 20% de mis ingresos eliminando gastos innecesarios de mi presupuesto.

Que sea relevante:   Define por qué es importante conseguirla y cuál es el proposito. 

Ejemplo: Ahorrar el 20% de mis ingresos eliminando gastos innecesarios de mi presupuesto, para construir un fondo de emergencia.

Que sea temporal:    Asígnale un periodo de tiempo razonable en el que puedas conseguirla. 

Ejemplo: Ahorrar el 20% de mis ingresos eliminando gastos innecesarios de mi presupuesto, para construir un fondo de emergencia en un plazo de 6 meses.

PASO 2: Realiza un presupuesto personal y establece tu ahorro.

De seguro has escuchado hablar del presupuesto personal y de por qué debes realizarlo, puedo afirmarte que a parte de ser una herramienta útil para mantener en orden tus finanzas y conocer exactamente tus ingresos y gastos, también es la base para lograr ahorrar mucho dinero, imagina que es como una radiografía de tus finanzas, puedes identificar exactamente donde se encuentra el problema por el cual no logras ahorrar dinero, tomar acciones para corregirlo y además ver tus metas de ahorro reflejadas en él.

¿No sabes por dónde comenzar?

Te doy una guía completa y formato gratuito para realizar tu presupuesto y organizar tus finanzas.

PASO 3: Organiza, prioriza y controla tus gastos.

Siempre he pensado que no importa cuanto ganas, sino como gastas el dinero. Y es que el principal problema por el que no ahorramos, es por no tener un control sobre nuestros gastos, para llevar a cabo efectivamente este método debes:

#1 Organizar. Realizando una lista de todos tus gastos, si, todos.  Dale especial atención a esta tarea haciéndola lo mas exacta posible para así identificar esos gastos problemáticos, incluso si ya los tienes en tu presupuesto.

La manera en que me gusta hacerlo es anotando todo lo que tenga que ver con una categoría en específico: 

  • Vivienda: Alquiler, mantenimiento, servicios.
  • Transporte: Combustible, Cuota, Taxi, metro.
  • Salud: Seguro, medicinas, consultas medicas.
  • Supermercado: Comida, aseo personal.
  • Suscripciones: Gym, spotify, netflix.
  • Entretenimieto: Libros, salidas al cine, restaurantes.

… Y así hasta que tengas todo cubierto.

#2 Priorizar. Para esto establece una clasificación de los gastos de acuerdo a tus necesidades.

Indispensables/Obligatorios: Forman parte de tu rutina y son los que básicamente necesitas para vivir (Educación, alquiler, transporte).

Secundarios/Frecuentes: Se repiten constantemente y normalmente son necesarios. (Electricidad, agua, comida, suscripciones).

Específicos: Ocurren de forma esporádica y con menos frecuencia (regalos, reparaciones, medicinas, viajes).

#3 Controlar. Es la parte más importante de este paso a paso, primero debes atacar cada categoría de gasto comenzando con los secundarios/frecuentes y hacer pasar cada uno por estos filtros:

¿Es estrictamente necesario?

¿Lo puedo reducir? 

¿Cuánto dinero en realidad quiero destinar a esto?

Una vez que tengas definido el «tope» para cada gasto, debes llevar un control diario asegurándote de no sobrepasarlo, para ello tienes 3 formas de hacerles seguimiento:

  • Anotandolos en papel o una agenda.
  • Utilizando hojas de cálculo de excel.
  • Registrandolos en apps de finanzas como: Money Pro o Mis Finanzas

PASO 4: Dale prioridad al ahorro.

Una vez que tengas todos tus gastos controlados, lo primero que debes hacer la próxima vez que recibas dinero es pagarte, ¡Si, pagarte a ti primero! pero no para gastarlo en placeres cotidianos y cosas que crees necesitar, sino para tu meta de ahorro, esa que definimos al principio. 

Es un hábito que debes fomentar así sea que recibas apenas unos centavos, aparta el porcentaje de ahorro que definiste sin pensarlo 2 veces. Sé y entiendo que el sistema de cosas que pagar y deudas a veces nos consume, pero es importante tener la voluntad de separar esa parte de tus ingresos para darles un mejor uso más adelante.

Ten cuidado de no caer en el circulo vicioso de «mientras más ingresos tengo, mas puedo gastar» no seas esclava del sistema. Tampoco se trata de tener siempre restricciones, enfócate en mantener tu estilo de vida sin necesidad de incurrir en deudas, contar con un fondo de emergencia y tener varias fuentes de ingreso para gozar de la tan codiciada Libertad Financiera.

BONUS: Más tips para ahorrar.

#1 Haz listas de lo que necesitas antes de salir de compras. 

#2 Utiliza cupones de descuento de las tiendas y almacenes que frecuentas.

#3 Lleva tu comida al trabajo y evita gastar en restaurantes. 

#4 Coloca tu dinero en cuentas de ahorro que te generen intereses. 

#5 Compra la ropa fuera de temporada o en rebajas. 

#6 No te quedes con la primera opción de compra busca 2 o 3 precios mas. 

#7 Aplica la regla de 24 horas, compra solo si después de este tiempo aun piensas en ese artículo. 

#8 Cancela las suscripciones que no utilizas. 

#9 Ahorra en el consumo de energía eléctrica. 

#10 Negocia y pide rebajas, no te quedes con el primer precio que te dan. 

Puedes encontrar muchos más tips en mi Instagram
¿Te veo allí?